Interesante

5 desastres naturales que exigen un cambio ambiental rápido

5 desastres naturales que exigen un cambio ambiental rápido

Los desastres naturales son extremos: son básicamente eventos repentinos causados ​​por patrones ambientales cambiantes. Como su nombre lo explica, son un desastre que no solo daña las propiedades, sino que también afecta a las personas, la flora y la fauna de los alrededores.

La peor parte es que estos desastres como terremotos, inundaciones, tormentas, deslizamientos de tierra, tsunamis, volcanes, sequías, huracanes, tornados, incendios forestales u olas de calor golpean en cualquier momento en cualquier lugar de la Tierra sin previo aviso.

RELACIONADO: 7 SOLUCIONES DE GEOINGENIERÍA QUE PODRÍAN CAUSAR MÁS DAÑO QUE BUENO

Entonces, ¿qué los causa? ¡Vamos a averiguar!

Los desastres ambientales ocurrirán siempre que haya una interrupción en el equilibrio del medio ambiente. Sin embargo, cabe señalar que las actividades humanas juegan un papel vital en la gravedad y frecuencia de los desastres.

De hecho, la tecnología ha hecho milagros y ha demostrado ser una bendición en muchos sentidos. Pero, con el mundo cada vez más avanzado, las actividades de las personas en todo el mundo han provocado un desequilibrio ambiental.

A continuación se mencionan algunas de las razones detrás de la ocurrencia de tales calamidades naturales y su impacto en el mundo en general.

Principales causas e impacto de los desastres naturales

Los cambios en el clima y el estilo de vida mundial son las principales causas de estos lamentables acontecimientos. Empeoran los peligros naturales al tiempo que amplifican el riesgo de problemas climáticos extremos como el aumento de la temperatura del aire y del agua.

Esto conduce además a tormentas sobrealimentadas, aumento del nivel del mar, aumento de la velocidad del viento, precipitaciones más intensas, sequías intensas y prolongadas e inundaciones.

Según el informe de las Naciones Unidas elaborado en noviembre de 2015, la tasa de desastres naturales típicamente relacionados con el clima está creciendo. Esto se puede ver claramente en las estadísticas que se mencionan a continuación.

El promedio anual de desastres relacionados con el clima fue de 335 entre 2005 y 2014. Esto significa que hay un aumento de casi el 14% entre 1995 y 2004 y casi el doble del promedio registrado entre 1985 y 1995.

Se dice que los países en desarrollo son más vulnerables a tales desastres ambientales debido a las siguientes razones:

  • Mala construcción
  • Mala higiene
  • Una alta densidad de población
  • Falta de redes de seguridad económicas
  • Recursos limitados para respuesta a desastres y reconstrucción

Hay un gran impacto en las vidas humanas cada vez que tales desastres golpean a cualquier país. El primer e inmediato impacto observado en esos momentos es la población desplazada.

Durante eventos como terremotos e inundaciones, las personas tienen que abandonar sus hogares y buscar refugio en otras regiones. El aumento en el número de refugiados, a su vez, puede afectar la accesibilidad de la atención médica, el suministro de alimentos y agua y mucho más.

Durante situaciones similares a inundaciones, el agua estancada promueve la multiplicación de bacterias transmitidas por el agua, así como de mosquitos que causan la malaria. En resumen, los riesgos para la salud se disparan instantáneamente en tales áreas afectadas por las inundaciones y pueden disparar aún más el número de muertos, si no recibe las medidas de socorro de emergencia de las organizaciones internacionales de ayuda y otros.

En tercer lugar, se observa una aguda escasez de alimentos en esas áreas. La pérdida de suministros agrícolas y la destrucción de cultivos hace que miles de personas pasen hambre.

No es eso. Debido a esto, todo, incluido el suministro de alimentos, se vuelve caro, reduciendo el poder adquisitivo de la familia y, en última instancia, aumentando el riesgo de desnutrición grave.

Por lo tanto, cuando un desastre golpea una comunidad, un área, un estado o un país, realmente se necesita mucho tiempo para reconstruirlo y volver a la vida normal.

Aunque son naturales, estos desastres también ocurren debido a nuestra negligencia en la protección del medio ambiente y del mundo en general.

Como dice un dicho famoso, más vale tarde que nunca; ¿Por qué no actuar desde hoy mismo?

No esperemos a que ocurra ningún otro desastre natural simplemente debido a nuestra negligencia hacia el medio ambiente. Personas de todo el mundo deben unirse en aras de proteger nuestra naturaleza con esfuerzos conscientes.

Si logramos mantener nuestro medio ambiente seguro y protegido, la tasa de tales desastres ambientales seguramente se reducirá. Definitivamente no está en nuestras manos prevenirlos todos.

Pero aún así, debemos hacer todo lo posible para evitar los desastres climáticos simplemente haciendo una diferencia positiva en el medio ambiente.

Por ahora, hagamos un pequeño recorrido por algunos de estos desastres naturales climáticos que han azotado diferentes áreas del mundo y que pueden estar bajo nuestro control y si no, al menos podemos facilitar las cosas a las personas afectadas por el desastre. luchar contra ella con valentía.

1. Las desastrosas inundaciones de Asia meridional

Las inundaciones masivas devastaron muchas regiones del sur de Asia en agosto de 2017. Las fuertes lluvias monzónicas y las intensas inundaciones afectaron a unos 40 millones de personas en Bangladesh, Nepal e India.

Este desastre ambiental fue tan intenso que se ha descrito como la peor inundación de la región en 40 años. Pocos de los estados que tuvieron el impacto más destructivo son Bihar, Assam, Uttar Pradesh, una región nepalí del sur de Terai y los distritos de Kurigram y Chimari ubicados en el norte de Bangladesh.

En este trágico incidente, millones de personas perdieron sus hogares, medios de vida y propiedades.

Según UNICEF, aproximadamente 31 millones de personas se vieron afectadas solo en la India, más de 8 millones, incluidos unos 3 millones de niños en Bangladesh y alrededor de 1,7 millones de personas en Nepal.

Este nivel de lluvias e inundaciones es, con mucho, inusual e inaudito en las áreas que han enfrentado situaciones similares a inundaciones antes.

2. El huracán más fuerte Irma

El huracán Irma se considera el huracán atlántico más poderoso de la historia registrada hasta ahora. En septiembre de 2017, tocó tierra en Barbuda en 37 horas a 185 millas por hora.

Estos vientos se extendieron a otras áreas de Puerto Rico, la parte norte de Haití y República Dominicana con 15 pulgadas de lluvia.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el número de muertos llegó a 129. Dañó sorprendentemente el 90% de los edificios en Barbuda y destruyó casi todas las formas de comunicación.

Lamentablemente, dejó al 60% de las personas sin hogar causando daños generalizados y catastróficos.

3. El devastador ciclón tropical Idai

Se formó una depresión tropical en la costa este de Mozambique que se intensificó aún más a 120 millas por hora el 14 de marzo de 2019. Debido al tornado y las inundaciones que siguieron, ha causado grandes daños en las áreas afectadas, incluidas Mozambique, Malawi, Zimbabwe. , Madagascar y Sudáfrica.

Miles resultaron heridos y alrededor de 1000 murieron debido a este desastre natural.. En cuanto a la destrucción y los daños, Zimbabwe fue declarado estado de desastre.

Aún así, existe la preocupación de que si las lluvias continúan así en el futuro, hay posibilidades de más daños por inundaciones de los ríos que ya están desbordados.

4. El brote de tornados en Alabama

El Servicio Meteorológico Nacional en Birmingham etiquetó este Tornado como tan severo ya que destruyó casas y dañó las líneas eléctricas, incluida una enorme torre celular de acero en marzo de 2019. Afectó ambas áreas: el condado de Lee y Alabama, matando a 23 personas e hiriendo a muchas más.

Las víctimas no fueron confirmadas, pero el East Alabama Center recibió a más de 40 pacientes que fueron golpeados por Tornado.

El meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional, Chris Darden, caracterizó este tornado como un monstruo al decir que se extendía por al menos 24 millas. De hecho, fue uno de los tornados más mortíferos de los últimos años.

5. Ola de calor en India y Pakistán

A medida que aumenta la temperatura promedio global, los eventos de calor extremo ocurren con mayor frecuencia durante un período de tiempo más largo. Una de esas olas de calor más mortíferas se registró en el verano de 2015.

Mató a casi 2.500 personas en India y 2.000 personas en Pakistán. Ese no es el final. Una vez más, en 2017, ambos países se vieron afectados nuevamente por un calor abrasador donde Pakistán observó una temperatura de 53,5 grados Celsius.

La ola de calor no ha escapado a otros países de Oriente Medio y el sur de Europa. Con cada año que pasa, los veranos se vuelven extremos, lo que dificulta a la gente luchar contra el calor.

Es hora de actuar ahora y reducir la tasa de desastres naturales

Independientemente de que los países sean ricos o pobres, nadie se libra de desastres ambientales diferentes y extremos. Aquellos que están subdesarrollados son los menos responsables de tal crisis, pero caen bajo las garras de tales eventos indeseables.

RELACIONADO: 10 MANERAS EN QUE PUEDE AYUDAR A REDUCIR EL CAMBIO CLIMÁTICO

Por lo tanto, ya es hora de que el mundo se una y haga frente al impacto climático, especialmente a los que están bajo control humano. Esto, a su vez, nos salvará de las consecuencias de los desastres naturales que ocurren en diferentes partes del mundo.


Ver el vídeo: Desastres Naturales - Canciones infantiles (Enero 2022).